Al inicio de mes hiciste todos los cálculos pero ahora nada cuadra

 

Empiezas a evaluar entre comer o coger bus

 

No estás seguro si quedarte en casa o salir a volverte pobre

 

Otro te dice que a él sí le cuadraron las cuentas

 

No puedes salir un viernes

 

Y si alguien te invita a almorzar

 

Descubres que la leche aún no se ha vencido

 

Todos salen y tú te quedas en casa

 

Por fin te resignas a que la cuentas no cuadren

 

Pero te vuelven a pagar